Qué decirle a los pacientes para asegurarse de que usen protector solar

Image

Como un experimentado especialista de tratamientos de estética médica, usted sabe de primera mano hasta qué punto la exposición al sol puede afectar la salud de la piel y afectar los resultados del tratamiento. Los pacientes, por otro lado, a menudo pueden adoptar un enfoque más laissez-faire para el cuidado solar. Usar protector solar solo a veces y omitirlo cuando hay suficiente cobertura de nubes parece inofensivo para los pacientes, por lo que puede tomar un poco más de esfuerzo convencerlos de que tomen precauciones para prevenir el daño UV cuando por lo general no pueden notar sus efectos negativos en un solo día. Sin embargo, todo lo que necesita es el enfoque correcto para razonar con sus pacientes, mostrarles los efectos de omitir su SPF y convencerlos de usar protector solar a diario para obtener mejores resultados de tratamiento y una mejor satisfacción del paciente.

 
¿Cómo hacer que sus pacientes escuchen sus consejos de cuidado solar? 

Explicar los efectos del sol
Los pacientes pueden ser conscientes de que deben usar protector solar, pero es posible que no entiendan por qué. A menudo, los pacientes pueden notar que la piel se siente más seca después de un largo día bajo el sol o notarán una quemadura solar o bronceado, pero es posible que no sepan realmente cómo el sol puede afectar a la piel de maneras que no son tan temporales. Prepararse con una explicación simplificada y fácil de entender sobre el impacto de la exposición al sol que se extiende más allá de la superficie de la piel puede ayudar a los pacientes a comprender mejor por qué la protección solar es un aspecto importante de su régimen diario de cuidado de la piel. Considere la siguiente explicación como punto de partida para la información que puede presentar a sus pacientes.

Los rayos del sol contienen fotones ultravioleta (UV), que son como pequeños fragmentos de energía. Se pueden dividir en dos tipos: UVA y UVB. Invisible a simple vista, ambos tipos de fotones UV pueden causar daños masivos en la piel, comenzando en la superficie y extendiéndose profundamente hacia abajo. Sin embargo, los efectos de la luz solar UVB son absorbidos por la epidermis. Para liberar la energía absorbida, las moléculas de la piel se deforman a través de las reacciones químicas, los resultados son el desarrollo de manchas, melasma, una quemadura o algo peor. Los fotones UVA, por otro lado, más profundamente en la piel, causan daños a las proteínas de elastina y colágeno, que son dos componentes básicos para una piel suave y firme. Con el tiempo, esto se traduce en la descomposición molecular y la muerte de las células de la piel. Todo esto puede ser sinónimo de tipo de piel y tono de piel, desde Fitzpatrick Tipo I (muy claro) hasta Fitzpatrick Tipo VI (tonos de piel más oscuros).

Recordatorio: el daño es acumulativo
Algunos pacientes pueden pensar que un poco de exposición al sol de vez en cuando seguramente no hará daño. Desafortunadamente, eso nos lleva a la triste verdad sobre el decepcionante historial de uso del protector solar en Estados Unidos. Como lo informó una encuesta reciente de ABC News, solo el 53% de las mujeres y el 36% de los hombres aplican SPF, "a veces". Esto es a menudo el resultado de pacientes que creen que no estarán expuestos a tanta radiación UV en días fríos o nublados, o creyendo que están protegidos de los rayos dañinos del sol mientras están adentro. Es importante recordar a los pacientes que esos pequeños fragmentos de exposición a la luz UV todos los días pueden no tener ningún efecto inmediatamente visible, pero realmente se acumulan con el tiempo. De hecho, en promedio, el riesgo de desarrollar un melanoma por radiación UV aumenta en un 200% con solo cinco quemaduras solares en su vida. Los efectos negativos de la exposición al sol son acumulativos, lo que significa que el daño causado en seis de los siete días que un paciente no usa protector solar podría ser tan perjudicial para la salud de la piel como el hecho de que se salte el protector solar ese día.

Que lo vean para creerlo
A veces, un pequeño factor de choque puede ayudar a probar un punto. Algunos pacientes pueden escuchar los hechos, pero a menos que puedan verlo, es posible que no presten atención a sus advertencias. Para ayudar a persuadir a los pacientes a usar su protector solar y entender realmente los efectos acumulativos del daño solar, considere la posibilidad de incorporar la tecnología de imágenes ultravioleta en sus servicios. Con una cámara que incorpora un flash UV cercano, la tecnología de imágenes UV puede revelar marcas causadas por el daño UV a simple vista. En la imagen, las áreas que sufren daño UV acumulativo aparecen más oscuras. Estas imágenes, que abarcan desde puntos como pecas hasta parches grandes y sólidos, pueden ayudar a los pacientes a comprender cómo la exposición al sol está afectando su piel de una forma que nunca antes habían podido ver. Del mismo modo, este equipo de imágenes se puede utilizar para ayudar a los pacientes a aprender dónde se han descuidado en aplicar correctamente el protector solar, lo que le ayudará a educar mejor a sus pacientes sobre las técnicas de aplicación.

Ofrecer sugerencias de protección solar

Para algunos pacientes, las opciones de protección solar pueden ser abrumadoras, lo que hace que se den por vencidos o utilicen la protección solar incorrecta, haciendi que el esfuerzo sea un poco inútil después de todo. De hecho, la Academia Americana de Dermatología informó que casi el 40% de los que dicen que usan protector solar regularmente no están seguros de que los productos que usan realmente brinden protección contra los rayos UVA y UVB. Para agregar a esto, algunos pacientes pueden desconfiar de los protectores solares químicos, mientras que otros pueden creer que los protectores solares son demasiado gruesos, aceitosos o incómodos cuando se aplican, especialmente en la cara.

La mejor manera de ayudar a estos pacientes a incorporar el uso regular de protector solar en su rutina diaria, es tener una lista de recomendaciones lista para ellos. Considere la venta de productos de protección solar de primera calidad en su clínica, esté abierto a sugerir alternativas minerales a los pacientes que no están convencidos de la seguridad de los productos químicos y no se olvide de tener algunas sugerencias personalizadas para pacientes con piel sensible o grasa. Al hacer que el proceso de encontrar el protector solar correcto sea más fácil, le ha quitado gran carga a sus paciente mientras mejora su satisfacción general con el servicio prestado. Ofrecer este nivel de servicio seguramente mejorará su tasa de retención de pacientes.

Tenga en cuenta que los tratamientos tienen sus limitaciones

Finalmente, como último recurso, podría ser necesario ser más honesto con los pacientes sobre los resultados que podrían ver con los tratamientos de estética médica. Si bien los tratamientos no invasivos de reducción de arrugas y fotorrejuvenecimiento pueden ayudar a atacar algunos de estos efectos, ciertamente no son mágicos. Como cualquier tratamiento de belleza, tienen sus limitaciones. Hágales saber a los pacientes que la única forma de lograr resultados óptimos de sus planes de tratamiento personalizados es adaptar un régimen preventivo de cuidado de la piel que incluya protector solar para prevenir más signos de envejecimiento prematuro. Asegúrese de que los pacientes entiendan su función en la atención posterior al tratamiento para garantizar resultados óptimos y que la protección incluya protector solar.

También puede ser útil tener en cuenta que un 90% del envejecimiento de la piel es el resultado del daño solar, una estadística que sugiere que prevenir el daño solar también podría evitar la necesidad de tratamientos adicionales innecesarios. Por supuesto, siempre es mejor asegurarse de ofrecer las modalidades de tratamiento más avanzadas para ayudar a los pacientes a lograr los resultados que buscan en combinación con un régimen eficaz de cuidado de la piel que incorpore buenos hábitos de seguridad solar y un FPS adecuado.

Actualice sus plataformas de tratamiento hoy con la línea de dispositivos de tratamiento avanzado de Venus Concept para mejorar la elasticidad de la piel, reducir la aparición de arrugas y tratar las manchas solares, las marcas vasculares y otros problemas de decoloración. Póngase en contacto con un experto para encontrar la solución adecuada para su clínica.    

¿Está interesado en saber más cosas sobre los aparatos y tratamientos de Venus Concept?

CONSULTE A UN EXPERTO

BUSCAR